Moda sostenible: guía para principiantes

El verano pasado vi este anuncio de un bikini de 1 dólar.

A ver…para empezar, no creo que esa telilla vaya a durar mucho, así que quien esté dispuesta a usarlo va a dar un espectáculo monumental en la playa.

Y segundo, ¿me estás contando que un bikini de 1 dólar puede garantizar materiales de calidad y condiciones de trabajo dignas?

No creo.

Este es un caso extremo, pero la cosa se nos está yendo de las manos, y nosotros, los consumidores responsables del mundo, tenemos el papel mas importante. Sabemos el valor de proteger el medio ambiente y los derechos humanos de todo el mundo – sin dejar de estar divinas al hacerlo.

Si este no es el momento para pedir una industria de la moda justa y limpia, ¿cuándo lo va a ser?

Si ya has leído este artículo sobre la moda de usar y tirar, seguro que estás deseando dejarla atrás y olvidarla pa’ siempre.

Pues ahora vamos a charlas sobre la gran alternativa a la moda rápida, la moda sostenible. Porque estar divina es compatible con tener una conciencia limpia.

Lo primero es lo primero: ¿qué es la sostenibilidad?

He aquí el meollo de la cuestión. Sostenibilidad significa

“satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de generaciones futuras ”

Definición dada en el Informe Brundtland de la ONU en 1987

Y a lo mejor soy yo la loca aquí, pero esto de que no queramos poner nuestro futuro en peligro por amor a la moda y tal pues…como que tiene sentido, ¿no?

Sostenibilidad entraña responsabilidad y compromiso con el medio ambiente y respeto a los derechos de otras personas y otros seres vivos.

Qué valores se tienen en cuenta cuando se diseña la ropa, qué materiales se usan y cómo se extraen, qué tipo de energía se emplea y con qué nivel de eficiencia, qué condiciones de trabajo tienen todos los empleados a lo largo de la cadena de producción,… Hay que pensar en todo.

Incluso el marketing tiene mucho que ver con la sostenibilidad. La publicidad tiene que ser honesta y transparente para que los consumidores que quieren invertir en productos eco o éticos puedan tomar decisiones con fundamento y evitar lo que llamamos greenwahshing – vamos, que te den gato por liebre.

La moda sostenible es ética, eco y lenta

La expresión “moda sostenible” es el concepto general que cubre distintas maneras de ver la sostenibilidad.

Esto complica las cosas para los productores (que tienen que seguir regulaciones estrictas para ofrecer productos limpios y justos) y para los consumidores que quieren comprar cositas sostenibles y tomar decisiones responsables al hacerlo.

Estas son algunas de las facetas de la moda sostenible:

  • moda eco: moda respetuosa con el medio ambiente, con poco o cero impacto en la naturaleza y prudente con el uso de recursos naturales.
  • moda ética: se centra más en lo social. Cosas como la protección animal y el trato ético de trabajadores y productores, y el respeto a las comunidades en las que las fábricas están localizadas.
  • Moda lenta: movimiento que se centra en prendas intemporales y en la importancia de la calidad sobre la cantidad

¿Cómo beneficia la moda sostenible al medio ambiente?

1. La moda sostenible tiene un impacto medioambiental muy bajo

moda sostenible

Los productores de moda sostenible buscan utilizar la menor cantidad de recursos limitados posible.

Simpre intentan reducir su huella de carbono – hasta tal punto, que hay algunas compañías que tienen impacto neutro o positivo. Utilizan fuentes de energia renovables y compensan las emisiones que no pueden evitar por medio de projectos de planta de árboles, inversiones en energía limpia,…

También tratan de asegurarse que no dañan el medio ambiente alrededor de sus fabricas o que no estan causando ningun daño medioambiental indirecto al filtrar agua sucia o toxica en las corrientes de agua.

2. Utiliza materiales y telas de bajo impacto

Qué materiales se usan, y cómo, de dónde y por quién fueron extraídos o producidos son preguntas importantísimas cuando hablamos de sostenibilidad.

Las marcas de moda rápida utilizan materiales barato para recortar esquinas y sacar más beneficio sin pensar en el daño que puedan causar al medio ambiente.

Y aqui llegan las marcas de moda sostenible al rescate. Hay un monton de fibras naturales con un impacto medioambiental muy bajo que se extraen de plantas – así que sonn fibras eco y veganas. Algunos ejemplos son el el bambú, el cáñamo o incluso la madera.

Y no te olvides de que hay muchas marcas que utilizan materiales reciclados para producir su ropa. Cuando hablamos de algodón reciclado, por ejemplo, no hay problema. Pero el caso de la ropa hecha con plástico reciclado es un tema algo controvertido, ya que, aunque tenga un impacto positivo por sacar botellas de plástico de vertederos, sigue siendo plástico y trae todos los problemasd e la ropa sintética, como la producción de microplásticos.

3. Reducción de desechos

Los residuos industriales son un problema enorme para cualquier negocio, y en la inductria de la moda se materializan en retales inutilizables o productos defectuosos que normalmente son descartados para ser quemados o tirados a la basura.

Las marcas de moda sostenible intentan minimizar su producción de desechos

  • usando las telas de moda eficiente para reducir la creación de retales
  • reparando ropa defectuosa que no está en condiciones de ser vendida
  • utilizando materiales de sobra o vendiendolos como retales a otras compaías que puedan utilizarlos de alguna manera
  • y, cuando no hay forma de salvar el material, reciclandolo corrrectamente

El lado ético de la moda sostenible

moda sostenible fashion revolution quien hizo mi ropa poster

La moda ética busca empoderamiento en lugar de abuso.

Y nos referimos tanto a trato de animales como de personas.

En el caso de las personas, hay que tener en cuenta todo lo relativo a las condiciones garantizadas a los trabajadores: salarios dignos, seguros de salud, seguridad en el lugar de trabajo,…

Las compañías éticas no superponen sus ganancias a sus valores y buscan beneficiar a sus trabajadores para que tanto ellos como sus comunidades puedan prosperar.

Si aún no has visto el documental The true cost , deja todo lo que estés haciendo (después de leer este post, por supuesto) y ponte a verlo.

Vas a alucinar.


Como consumidor, tomas las decisiones importantes

Tú eres quien decide las normas del juego.

Al apoyar a los negocios que representan tus valores, emites un voto por el tipo de industria de la moda que quieres.

Mira, economia de la ESO: los negocios traen al mercado lo que los consumidores piden. Este cambio está pasando delante de nuestros ojos: prohibiciones de plástico de un solo uso, cadenas de comida rápida dejando de utilizar pajitas de plástico,…

Así que al apoyar a marcas sostenibles y al consumir de manera responsable, contribuyes al cambio que intentan representar en la industria.

Estarás poniendo tu granito de arena en para el desarrollo social, la protección medioambiental, y el futuro.

What do you think?